En relación a la dieta, si bien las fibras insolubles tienen un beneficio significativo en la digestión y la saciedad, los efectos útiles de la fibra sobre las concentraciones de colesterol se atribuyen principalmente a las fibras solubles. Las fuentes alimentarias más importantes de fibra soluble son las leguminosas, avenas y salvado, cebada y frutas.

Asimismo, parece adecuada la sustitución de proteína animal por alimentos que contienen soja (tofu, hamburguesas de soja, leche de soja, tempeh, etc.), como fuente de proteína e isoflavonas. Por otra parte, en el mercado se pueden encontrar distintos “alimentos funcionales” con estanoles y esteroles vegetales que disminuyen la absorción de colesterol al desplazarlo de las micelas intestinales e incrementar su eliminación fecal. Para una mayor eficacia en el control de unos niveles adecuados de colesterol y triglicéridos, se recomienda la ingesta simultánea de varios de los complementos alimenticios y/o de fitoterapia descritos a continuación. Asimismo, en opinión de muchos expertos, tan importante como el mantenimiento de unos adecuados niveles de colesterol total, HDL, LDL y triglicéridos, es la protección de éstos frente al daño oxidativo. Los compuestos oxidados lesionan las paredes arteriales y aceleran la aterosclerosis. Los antioxidantes bloquean la formación de los compuestos perjudiciales. Una combinación de antioxidantes ofrece mayor protección que el uso de un único antioxidante nutricional de manera aislada.

 

Arroz de levadura roja
(Hong qu)

De 400 a 3.600 mg de arroz de levadura roja al día.

Características

El arroz de levadura roja es producto de la levadura (Monascus purpureus) que crece en el arroz, y es un alimento básico en la dieta de algunos países asiáticos. Contiene
varios compuestos que en conjunto se conocen como monacolinas, sustancias que se sabe que ayudan a inhibir la síntesis del colesterol. Es eficaz en la reducción de los niveles de colesterol-LDL y resultará de gran utilidad cuando existan antecedentes de interrupción del tratamiento con estatinas debido a mialgias1. Logra una reducción del 15% del colesterol total, y del 21% en el colesterol-LDL2.

 

Vitamina B3
(en forma de niacina o
inositol hexanocitinato,
IHN)

En el caso del inositol hexanocitinato (IHN), de 250 a 1.500 mg al día, con las comidas. En el caso de la niacina (ácido nicotínico) aislada, empezar con una dosis de 100 mg de niacina (ácido nicotínico) 3 veces al día y aumentar de forma gradual a lo largo de un período de 4 a 6 semanas hasta alcanzar de 1,5 a 3 gramos diarios en dosis repartidas a lo largo del día. Siempre administrarla inmediatamente después de la comida.
Precauciones: La niacina puede producir enrojecimiento temporal de la piel, caracterizado por calor y picazón. Ingerir siempre la niacina con el estómago lleno, pues de lo contrario las reacciones molestas pueden acentuarse. Independientemente de la forma de vitamina B3 que se emplee (niacina, inositol hexanicotinato o niacinamida), está indicado un chequeo periódico (mínimo cada tres meses) del colesterol y de la función hepática cuando se empleen dosis elevadas.

Características

Varios estudios han comparado a la niacina con fármacos reductores del colesterol, incluyendo las estatinas. Estos estudios han demostrado ventajas significativas de la niacina3-12. En relación con el IHN (también denominado “niacina no ruborizante”, ya que permite una liberación progresiva de la niacina y, de esta manera, se reducen los efectos secundarios como la sensación de calor y el enrojecimiento de la piel), los investigadores informaron reducciones de colesterol estadísticamente significativas y sin efectos secundarios en 16 pacientes hiperlipidémicos tratados con 400 mg IHN 3 veces al día durante 1 mes, seguidos por 400 mg 4 veces al día durante un total de 40 semanas13. (superiores a 2 gramos al día) y/o se suplemente durante períodos prolongados, especialmente en personas con riesgo de padecer patologías hepáticas. Siempre que se suplemente con alguna de las vitaminas del complejo B, de forma individual y durante períodos prolongados, será conveniente acompañarla del complejo B completo para evitar desequilibrios en el resto de las vitaminas.

 

Pantetina
(coenzima B5)

De 100 a 300 mg de pantetina 3 veces al día con las comidas.

Características

Varios estudios encontraron que dosis diarias de 900 mg de pantetina (300 mg, tres veces al día) eran significativamente más efectivas que el placebo, reduciendo los
niveles del colesterol total y los triglicéridos en la sangre de individuos tanto diabéticos como no diabéticos. Algunos autores han sugerido que la pantetina puede ser capaz de modular directamente la acción de varias enzimas involucradas en la síntesis del colesterol.

 

Cromo

De 200 a 400 μg al día, con las comidas.

Características

En estudios humanos controlados, la suplementación con cromo es a menudo efectiva reduciendo los triglicéridos séricos, y tanto el colesterol total como el LDL, mientras
que eleva el HDL colesterol19. Como la eficacia de la suplementación del cromo normalizando los lípidos sanguíneos ha variado entre los estudios, algún investigador ha sugerido que tan sólo ciertos casos de metabolismo anormal de los lípidos, posiblemente aquellos específicamente relacionados con alteración de la tolerancia a la glucosa, están relacionados con la deficiencia de cromo.

 

Aceite de pescado
(rico aporte de ácidos
grasos omega-3, EPA y
DHA)

La dosis efectiva mínima de EPA+DHA para la reducción de los triglicéridos (TG) es levemente mayor que 1 g/día, de manera que de 2 a 4 g/día reducen los TG de un 25% a un 50%21-23. Se recomienda que los pacientes comiencen con una dosis de 1 a 2 g/día y se ajuste al nivel que brinde un control adecuado de los TG.

Características

Los ácidos grasos omega-3 tienen múltiples mecanismos cardioprotectores, pero sus principales efectos sobre los lípidos son las reducciones de los TG y un incremento en el cHDL24.

 

Taurina

De 200 a 1.500 mg al día, fuera de las comidas.

Características

Incrementa la producción de taurocolato, un compuesto que provoca una mayor excreción del colesterol en la bilis. Asimismo parece inhibir la absorción intestinal del colesterol.

 

Coenzima Q10
(CoQ10)

De 60 a 200 mg al día, con las comidas.

Características

La CoQ10 es un conocido antioxidante. Previene la oxidación de los radicales libres de las lipoproteínas de baja densidad (LDL) y de muy baja densidad (VLDL). Además, los pacientes en tratamiento con estatinas necesitan CoQ10 suplementaria porque estos fármacos reducen sus niveles, causando fatiga, mialgias y rabdomiolisis.

 

Ajo (Allium sativum
o Allium ursinum)

De 2 a 4 mg de aceite puro de ajo (equivalente a 2 a 4 gramos de ajo fresco) al día, con las comidas.
Precauciones: Se recomienda evitar su consumo durante el embarazo y lactancia, en trombocitopenia y en hemorragias activas. No se recomienda en dosis elevadas si se
están consumiendo medicamentos anticoagulantes. No combinarlo con hemostáticos y tampoco ingerirlo justo antes o después de operaciones quirúrgicas (debido a su poder antiagregante).

Características

El ajo reduce el colesterol total, el LDL-colesterol y los triglicéridos de manera efectiva, favorece además el incremento del HDL-colesterol. Además, inhibe la oxidación del LDL-colesterol y la agregación plaquetaria.

 

Alcachofera
(Cynara scolymus)

6 gramos al día o la cantidad equivalente de otros preparados.

Características

El extracto de hoja de alcachofera aumenta la eliminación del colesterol, reduce su absorción a nivel intestinal y, por otra parte, bloquea su síntesis endógena al disminuir de forma indirecta la actividad de la enzima HMGCoA-reductasa.

 

Guggul
(Commiphora mukul)

De 600 a 1.200 mg de guggul en polvo o la cantidad equivalente en forma de extracto. Si se emplea el extracto estandarizado, la dosis recomendada es la que
aporte de 75 a 100 mg de guggulesteronas al día. Precauciones: Evitarlo en infecciones renales agudas y en la fase aguda de las erupciones.

Características

Se utiliza en la medicina tradicional Ayurvédica para tratar trastornos cardiovasculares. Su eficacia se debe a la presencia de gugulípidos, entre los cuales se encuentran las gugulesteronas. Está demostrado que los gugulípidos reducen los niveles de LDL y VLDL, colesterol total y triglicéridos, además de elevar el cHDL. Por otra parte posee propiedades antioxidantes y es un ligero inhibidor de la agregación plaquetaria. Puede contribuir a prevenir el desarrollo de aterosclerosis y favorecer la regresión de la placa ya existente.

 

Toda la información aquí publicada está descrita en el Libro "Protocolos para la salud y el bienestar" Depósito Legal NA-2525/2010
La información presentada en esta publicación sólo tiene fines educativos e informativos
y no intenta reemplazar el consejo o tratamiento médico. Antes de iniciar un programa
de salud se debe consultar a un profesional. No se recomienda el uso combinado de
suplementos herbarios o nutricionales y medicamentos de prescripción sin el consentimiento
de un especialista.

Redes Sociales

Siguenos

Scroll to top

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Acepto las cookies para esta web.Más información