A1Supplements.com - Flat Rate Shipping!

Las funciones cognitivas abarcan todas las habilidades mentales en general. Además de la memoria, incluyen aspectos tales como el lenguaje, el razonamiento, el cálculo, la percepción, la atención, etc. Estimular la mente es un factor de protección contra varias enfermedades neurodegenerativas. De hecho, existe una asociación clara entre el declive de la memoria y la falta de actividad mental así como al exceso de ocupaciones pasivas, como ver la televisión.

La clave está en no dejar nunca de aprender, en desafiar al intelecto con tareas que requieran concentración, como leer, estudiar, hacer crucigramas, tocar un instrumento, practicar juegos y hobbies o simplemente retener la ubicación y detalles de sitios, en vez de simplemente pasar de largo por ellos. Aunque el entrenamiento de la memoria es importante para la población en general, es crucial para las personas que tengan historial de la enfermedad en su familia. Una serie de nutrientes y suplementos se han estudiado por su capacidad para mejorar la función cognitiva. Estos agentes actúan a través de una variedad de mecanismos, incluyendo aumentar la capacidad antioxidante, mejora del flujo sanguíneo al cerebro, y la reducción de la tasa de destrucción neuronal. Asimismo, el empleo de complementos alimenticios que mejoren los niveles de neurotransmisores es generalmente considerado muy seguro y no crea adicción.

 

 

 

Acetil L-carnitina
(ALC)

 

De 250 a 2.000 mg al día, fuera de las comidas Observación: Si se busca potenciar la función cerebral, se prefiere la ALC a la L-carnitina. Cuando se utiliza para apoyar la salud cardiovascular, se considera que la L-carnitina es más adecuada.

 

Características

 

Como parte de su papel apoyando la función mental, la ALC puede mejorar la memoria, el tiempo de atención y el rendimiento mental en personas sanas así como en aquellas con daño cerebral. Varios ensayos clínicos en humanos han demostrado un beneficio significativo como resultado del tratamiento con ALC en casos de ictus por isquemia cerebral,
y en daño por reperfusión tras la isquemia. Asimismo, pacientes con insuficiencia circulatoria cerebral tuvieron una significativa mejoría en la memoria, así como en los ejercicios con números y palabras, tras el tratamiento con ALC.

 

 

 

Fosfatidilserina (PS)

 

De 100 a 300 mg de PS elemental al día, con las comidas. Precauciones: No ingerir la PS si se está tomando medicación anticoagulante, sin el consentimiento de un profesional de la medicina cualificado.

 

Características

 

La fosfatidilserina (PS) es el principal fosfolípido que ocurre endógenamente en el cerebro. Se ha demostrado que la PS mejora la memoria y la agudeza mental tanto en adultos jóvenes como especialmente en los ancianos. Sus efectos se deben a múltiples funciones que incluyen: el estimulo de la liberación de varios neurotransmisores, tales como la acetilcolina y la dopamina, la mejora en el transporte de iones y el incremento del número de sitios receptores de ciertos neurotransmisores en el cerebro, la potenciación de la fluidez de la membrana celular y el mantenimiento de las sustancias grasas en el cerebro en estado soluble.
La utilidad terapéutica de la fosfatidilserina es muy amplia: enfermedad de Alzheimer1, alivio de la ansiedad, beneficio en las funciones motoras en los pacientes con enfermedad de Parkinson, mala memoria asociada con la edad15,16, algunas demencias13, la mejora de la función cognitiva y el alivio de la depresión en la demencia senil17 y trastornos por déficit de atención.

 

 

 

Complejo B
· Vitamina B1 (tiamina)
· Vitamina B6
· Ácido fólico
· Vitamina B12

 

Debido al alto porcentaje de población adulta, especialmente en el caso de los ancianos, que presenta carencias nutricionales de una o varias vitaminas del complejo B, y debido a que éstas son determinantes para la normal fisiología humana (especialmente cardiovascular y cerebral), parece conveniente recomendar un aporte suplementario de todo el complejo B para el apoyo de la función cognitiva. El aporte de un suplemento de complejo B puede ser además complementado adicionalmente con vitaminas B individuales, según las necesidades.

 

Caracterísicas

 

Vitamina B1 (tiamina): Su suplementación ha demostrado mejorar la función cognitiva18. Además de ser necesaria para la síntesis de acetilcolina, se ha propuesto que la tiamina en dosis elevadas logra imitar a la acetilcolina en el cerebro. Vitamina B6: Su deficiencia provoca depresión y pérdida de las facultades mentales. Su suplementación parece mejorar la memoria remota. Además, se necesita la coenzima de la vitamina B6 para metabolizar los aminoácidos adecuadamente, garantizando así la fabricación de los neurotransmisores. Apoya la acción del ácido fólico y la vitamina B12 reduciendo la homocisteína sérica. Ácido fólico y vitamina B12: Los estudios muestran que las deficiencias en estas vitaminas se asocian con un deterioro en el funcionamiento cognoscitivo en los ancianos. Ambas desempeñan papeles importantes en la elaboración de neurotransmisores (por ejemplo, serotonina y dopamina) y, además, son donadoras de metilos que favorecen la reducción de los niveles elevados de homocisteína sérica. Los niveles elevados de homocisteína plasmática total se han asociado con deterioro de la función cognitiva.

 

 

 

Omega-3
(EPA y DHA)

 

De 1.250 a 2.500 mg de aceite de pescado concentrado o el equivalente aportando de 300 a 600 mg de DHA al día, con las comidas.

 

Características

 

Los ácidos grasos omega-3 son críticos para la adecuada función neurológica. Ayudan a retrasar la pérdida de función cerebral asociada con las enfermedades neurodegenerativas.
Las dietas ricas en DHA limitan la pérdida sináptica y los defectos cognitivos asociados con estadíos iniciales de de la enfermedad de Alzheimer. Su deficiencia se ha asociado con muchos de los síntomas de trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Los ácidos grasos omega-3 son necesarios para el adecuado mantenimiento de las funciones cognitivas a medida que envejecemos. Asimismo, existen evidencias de que los problemas de aprendizaje se correlacionan con concentraciones plasmáticas totales reducidas de ácidos grasos omega-3.

 

 

 

Ácido alfa lipoico
(AAL)

 

De 40 a 600 mg al día. Habitualmente se considera 40 a 60 mg de AAL una dosis adecuada como apoyo antioxidante general para mantenimiento de la salud, mientras que dosis en torno a 100 mg son empleadas en las enfermedades crónicas. Se recomienda comenzar con dosis bajas (entre 100-200 mg/día). Posteriormente se puede aumentar a 400-600 mg/ día divididos en 3 tomas de 200 mg separadas a lo largo del día. Debido a que tomar el AAL junto con una comida disminuye su biodisponibilidad, generalmente
se recomienda que el AAL se ingiera con el estómago vacío (una hora antes o dos horas después de ingerir el alimento).

 

Características

 

El ácido alfa lipoico (AAL) puede tener un efecto positivo sobre pacientes con enfermedad de Alzheimer y otros tipos de disfunción de la memoria secundaria a trauma o accidente cerebrovascular. Disminuyendo el daño oxidativo en el sistema nervioso central, el AAL puede reducir la severidad de los desórdenes del sistema nervioso central. Se ha encontrado que el AAL sólo o en combinación con otros antioxidantes (Nacetilcisteína) o acetil L-carnitina mejora las medidas de memoria en modelos animales de deterioro cognitivo asociado con la edad, incluyendo ratas, ratones y perros.

 

 

 

Ginkgo
(Ginkgo biloba)

 

De 100 a 200 mg de extracto (50:1) de hojas (estandarizado al 24% de ginkgoflavoglicósidos y 6% de lactonas terpénicas), que equivalen a de 5 a 10 gramos de polvo de hoja.
Precauciones: No es aconsejable en aquellas personas que estén tomando fármacos anticoagulantes.

 

Características

 

El ginkgo puede ser útil para mejorar la pérdida de memoria relacionada con la edad e incluso para mejorar la función mental en personas más jóvenes. Se ha demostrado que los preparados de hoja de Ginkgo biloba aumentan el flujo sanguíneo cerebral, y por consiguiente el aporte de oxígeno y de glucosa al cerebro. Además, los ginkgoflavoglicósidos presentes en esta planta poseen potentes capacidades antioxidantes, factor que es especialmente importante considerando el efecto dañino de los radicales libres sobre la función cerebral.

 

 

 

Brahmi o bacopa
(Bacopa monnieri)

 

De 5 a 10 gramos de polvo de de hoja de bacopa o la cantidad equivalente según la presentación.

 

Características

 

Un ensayo clínico aleatorizado, a doble ciego y controlado con placebo ha mostrado que un extracto de la parte aérea de bacopa mejora la función cognitiva en personas mayores de 65 años. En el estudio participaron 48 personas que no presentaban signos clínicos de demencia. La administración de 300 mg diarios del extracto seco de bacopa (con un contenido mínimo del 50% de bacósidos A y B), durante 12 semanas, produjo una mejora de la memoria no inmediata y una disminución de la depresión y ansiedad50. Este resultado confirma los de un estudio previo.

 

 

 

Toda la información aquí publicada está descrita en el Libro "Protocolos para la salud y el bienestar" Depósito Legal NA-2525/2010
La información presentada en esta publicación sólo tiene fines educativos e informativos
y no intenta reemplazar el consejo o tratamiento médico. Antes de iniciar un programa
de salud se debe consultar a un profesional. No se recomienda el uso combinado de
suplementos herbarios o nutricionales y medicamentos de prescripción sin el consentimiento
de un especialista.

Aviso Legal

Naturlet participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a Amazon.co.uk/ Amazon.de/ de.buyvip.com/Amazon.fr/Amazon.it/it.buyvip.com/ Amazon.es/es.buyvip.com.

Redes Sociales

Siguenos

Scroll to top

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Acepto las cookies para esta web.Más información