Independientemente de cuál sea el problema que afecte al cabello, falta de brillo, debilidad, cabello quebradizo, o que se sufra una excesiva caída capilar, para
su cuidado adecuado se requiere una nutrición completa que incluya la ingesta de niveles óptimos de proteínas y micronutrientes.

El cabello está formado principalmente por proteínas, de las cuales casi el 90% es queratina, que a su vez está compuesta por una serie de aminoácidos (componentes básicos de las proteínas) como la cistina, cisteína, metionina, leucina, serina, glicina, arginina y treonina. Además de proteínas y aminoácidos, se requieren varios micronutrientes para mantener una nutrición adecuada del cabello.

 

Hierro

30 mg dos veces al día, con las comidas, hasta la reposición; a partir de ese momento, emplear la mínima dosis posible. Como mantenimiento, de 10 a 15 mg al día es suficiente. Se recomienda su administración en combinación con la vitamina C, ya que de esta manera aumenta notablemente la absorción del hierro. Precauciones: No es recomendable la suplementación de hierro a no ser que exista una carencia que haya sido determinada mediante bioquímica sanguínea.

Características

En los periodos de deficiencia de hierro se presentan signos como fragilidad y debilidad del cabello.

 

Biotina

De 1.000 a 3.000 μg al día1.
Precauciones: Siempre que se suplemente con alguna de las vitaminas del complejo B, de forma individual y durante períodos prolongados, será conveniente acompañarla del
complejo B completo para evitar desequilibrios en el resto de las vitaminas.

Características

La biotina ayuda a un crecimiento saludable del cabello; su deficiencia causa la caída del mismo2.
Además de esto, el papel de la biotina en la adecuada utilización de la proteína, y en la síntesis y metabolismo de ácidos grasos, justifican su popularidad para apoyar la salud general del pelo.

 

Vitamina B2

De 10 a 100 mg al día.

Características

Se utiliza para el tratamiento de la dermatitis y para prevenir la caída del cabello

 

Vitamina B5

De 10 a 100 mg al día.

Caracteríaticas

Ayuda en el crecimiento del cabello.

 

Zinc

De 2 a 15 mg al día.

Características

La caspa puede estar relacionada en algunos casos con una mala nutrición, particularmente a deficiencias de zinc.

 

Cobre

De 50 a 1.000 μg al día.

Caracteríaticas

Una deficiencia de cobre puede debilitar el cuero cabelludo y causar la caída del cabello.

 

L-cisteína

De 500 a 1.000 mg de L-cisteína al día, fuera de las comidas.

Caracteríaticas

El azufre se almacena en cada una de las células corporales, encontrándose en concentraciones más elevadas en el cabello, la piel y las uñas3. La mayor parte del azufre corporal forma parte de la composición de los aminoácidos cisteína y metionina. Los aminoácidos azufrados, como la L-cisteína, son esenciales en la formación de la queratina que constituye el cabello.

 

Sabal
(Serenoa repens)

De 210 a 420 mg al día de extracto de baya (estandarizado como mínimo a un 45-50% de ácidos grasos).

Características

El sabal puede reducir la pérdida de cabello del cuero cabelludo inducida por el exceso de andrógenos.

 

Tepezcohuite
(Mimosa tenuiflora)

Emplear un champú con tepezcohuite para la higiene capilar. Aplicar el champú sobre el cuero cabelludo previamente humedecido y efectuar un suave masaje. Aclarar y repetir la misma operación, dejando actuar unos minutos, y aclarar con abundante agua tibia. Además, es recomendable aplicar una pequeña cantidad (3 a 4 ml) de loción capilar con tepezcohuite sobre el cuero cabelludo y efectuar un suave masaje con las yemas de los dedos, durante 5 ó 6 minutos. Al inicio, realizar esta operación dos veces al día con el cabello limpio y seco, preferiblemente una vez por la mañana y otra por la noche. Como mantenimiento se recomienda su aplicación una vez al día.

Características

El Tepezcohuite o Tepescohuite es conocido tradicionalmente como “árbol de la piel”.
Su corteza tostada ha sido tradicionalmente empleada para el tratamiento de las lesiones cutáneas e, incluso, en el tratamiento de quemaduras. Es muy rica en flavonoides,
taninos y saponinas, que regulan la actividad del folículo capilar. A esta planta se le supone capacidad regeneradora sobre las células del folículo piloso. Posee propiedades para fortalecer el cabello, detener su caída y tratar diversos problemas del cuero cabelludo, tales como la caspa o la excesiva formación de grasa.

 

Toda la información aquí publicada está sacada del Libro "Protocolos para la salud y el bienestar" Depósito Legal NA-2525/2010 La información presentada en esta publicación sólo tiene fines educativos e informativos y no intenta reemplazar el consejo o tratamiento médico. Antes de iniciar un programa de salud se debe consultar a un profesional. No se recomienda el uso combinado de suplementos herbarios o nutricionales y medicamentos de prescripción sin el consentimiento de un especialista.

Redes Sociales

Siguenos

Scroll to top

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Acepto las cookies para esta web.Más información