En esta epócoca del año y con la llegada del frío, aparecen numerosos virus que ponen a prueba nuestras defensas y nos pueden ocasionar un malestar muy conocido como la gripe o el resfriado. Este tipo de enfermedades son respiratorias aunque ocasionadas por diferentes tipos de virus y también varían en su sintomatología.

 

Aliviar los síntomas de gripe o resfriado:

Para evitar de la mejor forma posible la gripe y el resfriado es fundamental mantener nuestro sistema inmunológico en condiciones óptimas. Para coseguir un buen funcionamiento de nuestro sisteme inmune es importante dormir un mínimo de siete horas diarias, reducir el estrés y llevar una alimentación equilibrada.

 

No obstante, si a pesar de estas recomendaciones acabamos sufriendo un resfriado o una gripe, podemos seguir unos consejos para ayudarnos a aliviar los molestos síntomas.

 

  1. Haga gárgaras de agua templada con unas gotitas de limón y miel. La acción emulgente os permite calmar el dolor de gargante. A pesar de la creencia particular, es preferible emplear agua frente a la leche con miel, ya que los lácteos pueden aumentar la mucosidad.
  2. Realice aspiraciones de agua con sal o vahos de eucalipto para aliviar la congestión nasal y conseguir también una acción expectorante.
  3. Cuide su higiene personal ; utilice pañuelos desechables, tapesé la boca y la nariz al estornudar y lávese las manos con frecuencia.
  4. Aliméntese adecuadamente, ingiera alimentos ricos en nutrientes que estimulen la función inmunológica (cereales, huevos, legumbres, carne y pescados) y el zinc (queso curado, hígado, frutos secos, mariscos). Aumente el consumo de frutas y verduras, especialmente aquellas ricas en vitamina C ()naranja, mango, kiwi, bayas de goji.
  5. Beba gran cantidad de líquidos (zumos de frutas, infusiones, agua, caldos, etc) puesto que ayudan a la eliminación de la mucosidad, previenen la desidratación y alivias el dolor de garganta. El caldo de pollo contiene cisteína, un aminoácido natural que ayuda a disminuir la mucosidad en los pulmones. Se recomienda agregas bastante condimento picante el cuál le ayudará más a expeler la mucosidad.
  6. Evite las bebidas alcohólicas, las cuales pueden interferir con la medicación y causar desidratación.
  7. Evite los cambios bruscos de temperatura y las bebidas frías.
  8. Mantenga un ambiente cálido y húmedo para matener la humedad de las vías respiratorias y aumentar la fluidez de la mucosidad.
  9. Descanse todo lo posible, especialmente si siente fiebre.
  10. Evite la automedicación y consulte con su médico o especialista en salud. En la medicina convencional los fármacos utilizados para la gripe y el resfriado tienen la finalidad de controlar los síntomas o molestias derivadas del cuadro. Los más empleados son los analgésicos, descongestionantes, antitusivos, mucolíticos, expectorantes y antigripales. Si utiliza la homeopatía merece especial mención el oscillococcinum, que ha demostrado su eficacia en los síntoas gripales.

 

Cuidado con los antibióticos. Es muy importante que no se tomen antibióticos por cuenta propia, además de que no son efectivos cotra estas afecciones. Utilizarlos de manera incorrecta o frecuente puede hacer que nuestro organismo se haga resistente a ellos y cuando realmente los necesitamos para tratar alguna enfermedad, podrían no hacernos nigún efecto.

Redes Sociales

Siguenos

Scroll to top

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Acepto las cookies para esta web.Más información